VOZ DE LA COMUNIDAD GUATEMALTECA EN LOS ESTADOS UNIDOS • LOS ANGELES CALIFORNIA, OCTUBRE 1 al 15 2,006
No. 118• AÑO 16 • CIRCULACION QUINCENAL

en Guatemala
Crean Centro de Asistencia Social en Guatemala
Agobio Urbano
Estudio 13 cumple su primer aniversario
Deportivo Zacapa a la máxima categoría del balompié nacional
Sacachispas en busca de un ascenso a la liga mayor
Rechazan la explotacion minera en Huehuetenango
Transmetro
El bolillo Gómez al mando del Azul y Blanco.
El Mal de Parkinson
Descubren restos de mastodonte en Santa Rosa, Guatemala
Hace 100 años cigarillos cubanos dieron a conocer a Guatemala mundialmente.
 





El Mal de Parkinson.


Es un trastorno cerebral caracterizado por temblor y dificultad en la marcha el movimiento y la coordinación. La enfermedad está asociada con el daño a una parte del cerebro que está comprometida con el movimiento.
El mal de Parkinson fue descrito por primera vez por James Parkinson en Inglaterra en 1817. Afecta aproximadamente a 2 de cada 1,000 personas y se desarrolla más frecuentemente después de los 50 años de edad; aunque en ocasiones se presenta en adultos jóvenes y pocas veces en niños. Esta enfermedad se presenta tanto en los hombres como en las mujeres y es uno de los trastornos neurológicos más comunes en las personas de edad avanzada.
En algunos casos, la enfermedad se presenta en familias, en especial cuando afecta a los jóvenes. Los casos con un inicio tardío de la enfermedad no tienen una causa conocida. El mal de Parkinson es causado por el deterioro progresivo de las células nerviosas de la parte del cerebro que controla el movimiento muscular.
La dopamina es una de las sustancias utilizadas por las células para transmitir impulsos, se produce normalmente en esta área; por lo tanto, el deterioro de esta área del cerebro reduce la cantidad de dopamina disponible para el organismo. La insuficiencia de dopamina afecta el equilibrio entre ella y otros transmisores tales como la acetilcolina. En ausencia de dopamina, las células nerviosas no pueden transmitir mensajes en una forma adecuada, ocasionando la pérdida de la función muscular. La razón exacta del deterioro de las células cerebrales se desconoce. La enfermedad puede afectar uno o ambos lados del cuerpo, con grados variables en la pérdida de la función.
Además de la pérdida del control muscular, algunas personas con el mal de Parkinson pueden presentar una depresión severa, lo cual puede deberse a la pérdida de dopamina en ciertas áreas del cerebro relacionadas con el placer y el estado de ánimo. La falta de dopamina también puede afectar la motivación y la capacidad de iniciar movimientos voluntarios.
Aunque la pérdida temprana de la capacidad mental es poco común, las personas que padecen la enfermedad severa pueden presentar deterioro mental general incluyendo demencia y alucinaciones. La demencia también puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos usados para el tratamiento de este trastorno, es poco frecuente en los niños, cuando el mal de Parkinson se presenta.
No se conoce ninguna cura para el mal de Parkinson. El tratamiento está orientado a controlar los síntomas y debe ajustarse al paciente pero existen medicamentos que controlan los síntomas principalmente mediante el incremento de los niveles de dopamina en el cerebro. A medida que cambian los síntomas, se puede necesitar ajustar el tipo de medicamento, la dosis que se administra, la cantidad de tiempo entre las dosis o la combinación de los medicamentos que se administran. Muchos de estos medicamentos pueden causar efectos secundarios severos, así que el monitoreo y seguimiento del médico es importante.
Es importante tener una buena nutrición y salud en general. Se debe continuar el ejercicio, haciendo un ajuste en el nivel de actividad para satisfacer los niveles de energía cambiantes que se puedan presentar. Se recomienda igualmente tener períodos regulares de descanso y evitar el estrés, ya que la fatiga o el estrés pueden empeorar los síntomas. La fisioterapia y terapias del lenguaje y ocupacional pueden ayudar a mejorar el desempeño y la independencia.

Esperanzas:
Un nuevo parche para la piel podría ofrecer nuevas esperanzas para los pacientes en las primeras etapas del mal de Parkinson. Los síntomas de Parkinson incluyen rigidez muscular, temblores y tics faciales. El parche, llamado Neupro, suministra al organismo un fármaco que imita los efectos de la dopamina una sustancia química producida de forma natural en el cerebro
El Neupro es fabricado por la empresa farmacéutica Schwarz Pharma, y ya obtuvo autorización para comercializarlo en los países de la Unión Europea. Los expertos creen que el producto podría ayudar a los pacientes de Parkinson a controlar más fácilmente los síntomas de la enfermedad. Hasta ahora, los pacientes son tratados con un agonista de la dopamina, un agente que actúa directamente sobre los receptores de dopamina en el cerebro, en forma de píldora o inyecciones. El nuevo parche, que contiene un nuevo agonista de la dopamina llamado rotigotina, libera una dosis continua del medicamento en un período de 24 horas. De esta forma los pacientes sólo tienen que cambiarse el parche una vez al día.
Los médicos indican que el parche podría ayudar a los enfermos a quienes se les dificulta tragar una píldora o aquellos con problemas de digestión que dificultan la absorción completa de los fármacos tomados oralmente. El parche será una gran ayuda ya que evitará que los enfermos tengan que estar tomando varias pastillas cada día ya que los pacientes de Parkinson, a medida que avanza la enfermedad, requieren un cuidado constante.
Fuente: Enciclopedia Medica

 
GUATEMALA EN USA • ONLINE
1138 WILSHIRE BLVD. SUITE 300 LOS ANGELES CA 90017 - Tels: (213) 250-3416 (213) 250-9090 FAX (213) 250-3705
© 2005 CASA DE LA CULTURA DE GUATEMALA EN LOS ANGELES.